Cómo afecta la economía a los escritores

0
121

“En calidad de ANAM CARA de Casa EYAM (Escritores y Artista Mundiales) simplemente les hablaré con el corazón sentido”, Judit Ruiz Celi, escritora ecuatoriana.

El trasfondo del fondo de la cultura:

La situación económica, no sólo en Ecuador sino en Latinoamérica, no es de lo mejor y son consecuencia de múltiples errores y horrores como, por ejemplo: la pandemia que vino agravar todos los sectores económicos, incluido el cultural.

También, la mala administración pública que ya no gobierna para el pueblo, sino para sus propios intereses. El auge del narcotráfico que, en estos últimos años, se intensificó con agresivos ataques por ganar territorio.

Sabemos que estas situaciones debilitan a un país; acaban con la paz y su economía, cuyos cárteles con sus acciones extorsivas obligan a los comerciantes a cerrar sus negocios y en casos extremos, a abandonar el país, aumentando el desempleo, por tanto, se incrementa la pobreza.

Todo este sistema en el país afecta directamente a los escritores… hacedores de Cultura.

El gobierno de Ecuador asignó al Ministerio de Cultura y Patrimonio, un fondo de 18 millones de dólares en 2022: pero en 2023 recortó este presupuesto a 17 millones de dólares, sin tomar en cuenta la inflación de la moneda en una población de 17.757.000 habitantes.

Increíble pero cierto, la Cultura no tiene precio, pero lo entienden al revés.

La médula cultural de nuestro bello país, es la Cultura y se está resintiendo… “No entienden que los pueblos sin CULTURA son países en vías de extinción”.  Un ejemplo de ello: “El Salado”, cuya historia la plasmé en mi libro “Sombras de El Salado”.

Me gustaría conocer de qué manera se distribuye los fondos de cultura, que no alcanza a llegar a las manos de los hacedores de la misma, en forma de incentivos y ayudas económicas y más, más siendo Embajadores de Cultura, que representamos al país a escala mundial.

¿O será que sólo alcanza para el exceso de sueldos a los servidores públicos de las instituciones vinculadas con el quehacer cultural? Sin exagerar, nos sentimos huérfanos de apoyo.

Si tocamos a la puerta por ayuda, responden en forma generalizada que no hay dinero: ¿no hay?; más bien parece que no hay voluntad.

PD: Discurso de participación en la feria Internacional del libro del Reino Unido e Irlanda del norte. En calidad de Anam Cara.