Cooperación Internacional fortalece la transformación de la UNL

0
62

Cerca de 1 millón y medio de dólares, no reembolsables, se ha logrado para beneficio de la comunidad universitaria.

La Universidad Nacional de Loja (UNL) por medio de la Dirección de Cooperación Internacional guía el proceso de internacionalización integral y centralización del manejo y las funciones de cooperación a nivel mundial; así como asistencia técnica, que se encuentren en otras unidades académicas o administrativas.

A través de cuatro proyectos gestionados por la UNL para la gestión de fondos de cooperación, la institución logró obtener $1´462.856 no reembolsables. Recursos que están enfocados en acciones ecológicas, paz, socioeconómicos, bosques, recursos hídricos y otros. Todos desplegados en la zona de influencia de la Universidad Nacional de Loja.

Jaime Santín, responsable de Cooperación Internacional de la UNL, señala que para el alma mater es fundamental velar por la satisfacción académica. “Tenemos alrededor de 30 convenios con universidades y entidades del extranjero, este tipo de cooperaciones universales favorece a la movilidad estudiantil, docente y administrativa”, dijo. Además, se gestiona en el proyecto Emovies de la Organización Universitaria Interamericana de la cual son afiliados.

“Por más de una década se perdió la cooperación internacional en la UNL. La cerraron”, recuerda Teresa Ordóñez, analista de cooperación internacional. Quien indica que se está retomando esta actividad. Por ello, trabajan en convenios, membresías, becas, oferta de cursos, seminarios para que la comunidad universitaria se perfeccione en otras universidades del mundo en áreas de interés institucional.

La UNL tiene fortalezas -que le facilitan lograr su internacionalización- relacionadas al: talento humano, docentes-investigadores especializados en diferentes áreas; infraestructura, laboratorios que se pueden engranar con otros del mundo; oferta académica de 44 carreras de grado en dos modalidades y 7 maestrías. “Con ello, se puede movilizar a los estudiantes y docentes para intercambiar conocimientos”, destaca Silvia Mera del programa de expertos de la cooperación alemana.

Con la internacionalización, que es una apuesta del rector y la actual administración, los universitarios también podrán tomar materias o semestres en otras universidades del país y del exterior. En este sentido se está fortaleciendo programas de movilidad entrante y saliente, comenta Claudia Jaramillo, del equipo de internacionalización.

De su parte Eduardo González, integrante de Cooperación Internacional, destaca que la UNL está aprovechando sus fortalezas lo que le ha permitido generar espacios en otras latitudes del planeta. “Existe muchas organizaciones que quieren trabajar con nosotros. La universidad es de puertas abiertas, así lo está demostrando esta nueva administración”, subraya.

Para la casa de estudios superiores, la cooperación internacional llega a ser un proceso institucional integral y estratégico. Todo esto, como parte de la misión y las funciones sustantivas de la institución, de tal manera que sean inseparables de su identidad y cultura. Trabajamos para transformar la educación del presente y formar profesionales comprometidos con el desarrollo de Loja y el país.