En Catamayo, la Unidad Educativa Alfonso Coronel, a espera de la construcción de un cerramiento y seis aulas

0
92

En el apacible barrio Trapichillo de Catamayo, la Unidad Educativa Alfonso Coronel emerge como un faro de esperanza y resiliencia. A lo largo de los años, ha sido un punto de referencia para cientos de estudiantes en busca de una educación de calidad. Sin embargo, su infraestructura, marcada por el paso del tiempo, se encuentra al borde del colapso. Detrás de sus aulas deterioradas y su falta de recursos, existe una comunidad comprometida con la noble causa de ofrecer un futuro brillante a las generaciones venideras.

Los esfuerzos incansables de los directivos y el comité de padres de familia han sido evidentes, destacándose la reciente reunión con el coordinador zonal 7 de educación, Jonnathan Jaya Granda, para subrayar la urgencia de las mejoras necesarias. La visita posterior del coordinador a la institución evidenció la situación física de las instalaciones, siendo la más antigua de Catamayo. Asimismo, la autoridad comprometió su palabra para dar seguimiento y ejecución de esta importante obra con prontitud.

Ana Cabrera, una figura influyente entre los padres, expresó su preocupación por la deteriorada condición de las aulas, enfatizando la importancia de la intervención gubernamental para evitar el abandono de la escuela.

La presidenta del Comité Central de Padres de Familia, Johanna Jumbo, reiteró la necesidad imperativa de garantizar la seguridad y adecuación de las aulas para los estudiantes, subrayando que se espera una inversión de cerca de $300,000 para el próximo mes de abril.

El rector de la institución, Diego Cabrera, compartió la misma inquietud, destacando el esfuerzo conjunto de la comunidad educativa para mejorar la infraestructura. Mencionó las gestiones realizadas, como el despeje de una loma adyacente para la construcción del cerramiento y la habilitación de áreas recreativas y verdes, así como la actualización del cuerpo docente conforme a los estándares educativos modernos.

El compromiso de la comunidad educativa ha sido reconocido, especialmente el apoyo del ingeniero Luis Cabrera, exalumno y colaborador constante, cuyos estudios han sido fundamentales para asegurar los recursos necesarios para la ejecución del proyecto. El rector de la institución expresa su agradecimiento al Ingeniero civil Luis Cabrera, por su apoyo desinteresado y dice sentirse motivado al recibir la visita del coordinador zonal de educación, “nos dejó literalmente la esperanza la visita de una autoridad como es el Coordinador Zonal Jonathan Jaya, es algo emotivo para nosotros, estamos contentos, llenos de esperanza y agradecemos, públicamente a nombre propio y de la institución a la cual regento. Muchas gracias por haberse dado el tiempo por visitarnos y por su apoyo para lograr nuestro objetivo macro como es brindar una educación verdaderamente de calidad y de calidez, puntualizó el líder educativo.

Se ha planificado la demolición de las antiguas aulas, muchas de las cuales presentan grandes grietas y techos que generan un excesivo calor, además de ser potencialmente peligrosos para la salud.

El proyecto para la construcción de seis nuevas aulas y un cerramiento para garantizar la seguridad del entorno escolar avanza. Con un costo estimado de $300,000, esta iniciativa representa una inversión vital para el futuro de la educación en Catamayo.