Inés Cajas, emprender en la vida tiene recompensas

0
116

“Buscar el bienestar de quienes amas te lleva a seguirlos a donde vayan, empezar en tierras desconocidas es aventurarse a un nuevo destino”. Así lo afirma doña Inés Cajas una adulta mayor de 65 años, señala no ser originaria de Catamayo, pero lleva más de 30 años viviendo en la ciudad, nació en Quito, y trabajaba como docente de educación primaria en Santo Domingo de los Colorados, pero renunció por los problemas de salud de sus hijos y decide mudarse a Catamayo junto a su esposo.

Es propietaria de un pequeño negocio, emprendimiento que surgió por la necesidad de salir adelante con sus hijos y esposo, menciona que no fue fácil empezar de cero en esta ciudad, era una total extraña, sin embargo, eso no fue impedimento para iniciar de nuevo, busco trabajar como maestra sin embargo las oportunidades le fueron negadas debido a que no tenía un título que avale sus estudios superiores.

La frustración de no poder seguir como educadora no cegó su mente visionaria, afirma que contó con el apoyo incondicional de su pareja, pero lamentó dejar su vocación. Desde muy joven el arte de la costura había estado presente en ella por lo que no dudó ponerlo en práctica. Al iniciar el emprendimiento menciona haber empezado con una pequeña máquina de coser, pero al ver como incrementaba la clientela optó por créditos a entidades bancarias para comprar nuevos equipos.

Muchas personas visitan su negocio a quienes les brinda asesoramiento y precio justos.  “Trabajo haciendo arreglo de prendas de vestir, vendo también productos para costura, en mis tiempos libres me dedico a elaborar artesanías y enseño a grupos de personas a elaborar prendas de vestir con material reciclado con la finalidad de darles una nueva utilidad”, menciona doña Inés, con su carisma natural.

Tiene dos hijas adultas y profesionales quienes son su apoyo incondicional en momentos difíciles, en la actualidad aún sufre las consecuencias de la pandemia, pues indica que en ocasiones no es suficiente para cubrir sus medicinas contra la diabetes enfermedad con la cual ha luchado por años.

Gloria Eras es amiga y además cliente satisfecha de doña Inés, a quien define como una mujer luchadora y emprendedora, además de ser una excelente persona que ayuda a mucha gente, el carisma y la buena atención la han convertido en una mujer reconocida ante la sociedad. Una mujer visionaria que es testimonio de vida para muchos, alguien que nunca se dado por vencida y ha sobresalido a pesar de las adversidades de la vida.

Bazar Anelyz es el nombre de su emprendimiento y está ubicado en las calles Eugenio Espejo y 24 de mayo a media cuadra del ex centro de salud, los horarios de atención son de lunes a viernes 8h00 a 17h00.  Está presta a brindar los servicios de calidad y agradece a los fieles clientes que han depositado la confianza en ella a quienes jamás defraudará.

Redacción: Jhonny Soto