Livia Torres – Una Historia de Integridad y Compromiso en el Comercio de Catamayo

0
72

En el corazón de Catamayo, una historia de integridad y compromiso en el mundo del comercio cobra vida a través de la inspiradora trayectoria de Livia Torres, presidenta de la Cámara de Comercio local. Con 20 años de experiencia, Livia nos revela sus éxitos, desafíos y lecciones aprendidas en una entrevista emotiva y reveladora.

El sol se despedía lentamente en el horizonte, pintando el cielo con tonalidades doradas mientras la ciudad de Catamayo se sumía en la quietud de la tarde. En medio de ese paisaje tranquilo, una figura destacaba entre la multitud: Livia Torres, presidenta de la Cámara de Comercio de Catamayo, irradiaba una energía natural, una combinación de determinación y calidez que la caracterizaba.

Conversamos con Livia en el corazón mismo de su negocio, un bazar familiar que ha sido testigo de sus éxitos y desafíos a lo largo de los años. Entre estantes llenos de productos variados, Livia compartió con nosotros su historia de vida, marcada por el amor, el compromiso y la superación.

«Yo estudié en el Instituto Tecnológico Superior Nuestra Señora del Rosario, la especialización de Técnica en Computación», recordó Livia con una sonrisa nostálgica. «Pero luego, me casé con mi querido esposo Damián Jiménez y vine a esta hermosa casa, donde mi suegro Hugo Jiménez, pues se desempeñaba como comerciante en ese entonces ya con 30 años de trayectoria».

Sus palabras resonaron en el ambiente, cargadas de recuerdos y emociones. Livia, una mujer de carismática, había encontrado su lugar en el mundo del comercio gracias al apoyo de su familia y su propia determinación.

Con voz pausada pero firme, Livia compartió su experiencia de 20 años en el ámbito comercial, desde sus inicios como esposa y socia hasta su actual rol como líder de la Cámara de Comercio de Catamayo. «Me encanta todo lo que es ventas porque estoy con el contacto de la gente, me gusta la atención al cliente», expresó con sinceridad, revelando su pasión por el servicio y la interacción humana.

Sin embargo, no todo ha sido un camino fácil para Livia. Entre anécdotas de éxito y momentos difíciles, una historia en particular destacó en su memoria. «Nunca olvidaré cuando entregué por error un celular de alta gama a la persona equivocada», confesó con pesar. «Fue un momento de gran tensión, pero gracias a la intervención divina y la ayuda de la policía, logramos recuperar el dispositivo y hacer la entrega correcta.»

Con una visión clara hacia el futuro, Livia y su equipo tienen grandes planes para el comercio local. Desde una campaña de afiliación con exoneración del valor de inscripción para fortalecer la Cámara de Comercio hasta la organización de eventos como la feria de emprendimiento en mayo, están decididos a impulsar el crecimiento y el desarrollo de Catamayo.

Con el sol sobre el horizonte, nos despedimos de Livia Torres, una figura que personifica la fuerza y la dedicación del comercio de Catamayo. Sus palabras nos recuerdan que, incluso en los momentos más difíciles, la esperanza y el compromiso pueden iluminar nuestro camino. Junto a su equipo, Livia se prepara para dos años de arduo trabajo, con la promesa de impulsar la prosperidad de la comunidad. Y con la coronación de Maritza Jiménez Torres, la tradición y la organización y la solidaridad siguen siendo los pilares de esta institución que ha guiado el destino del comercio local durante 32 años. ¡Que comience una nueva era de éxito comercial para Catamayo!

#CatamayoUnido #CompromisoYEsperanza

#CatamayoComercioFuerte #TradiciónYCompromiso

#HistoriasDeEsperanza #IntegridadComercial #CatamayoComercial