¡No hay respuesta!

0
86

Se lee a diario en redes sociales a medios de comunicación sin ningún tipo de ética “maquillando información”, o simplemente dejando de informar lo que sucede para mantener a la población como marionetas; y si no fuera suficiente, también existen ciudadanos justificando este desastre de gobierno sin argumento alguno, incitados por un odio absurdo de persecución y otros infortunios. Pero del otro lado siempre estarán las grandes mayorías que nunca se han cansado de luchar para que sus derechos prevalezcan, ellos hoy salieron a las calles y estoy segura que cada día se sumaran más porque estamos empapados en una perplejidad que nos consume.

A la falta de respuesta del gobierno a todas nuestra necesidades e incertidumbre, nuestro entorno se ha convertido en una batalla, en donde nos agredimos todos los días, cada quien mirando desde su espacio lo justo y lo injusto; también existen los que dicen ser “apolíticos”, en realidad están peor que los otros por carecer de criterio y ser entes pasivos en una sociedad que decae por la falta de medicamentos, delincuencia, corrupción, incapacidad para gobernar; con una asamblea llena de desaciertos y puro show en donde sus principales se van de spa con recursos públicos, comen pollo con copas de vino en el pleno haciendo mofa de su sitial. Me pregunto ¿Eso merecemos los ecuatorianos? Respondámonos a nosotros mismos, usted desde su espacio, ya sea como padre, madre, hijo, trabajador, estudiante, hágase esa pregunta y estoy segura que su respuesta la va encontrar en sus diversas necesidades.

Solo diré que “Hay una verdad que no se puede enfundar y esconder como lo hicieron con nuestros muertos en pandemia”. El actual gobierno no ha cumplido con los profesores, prometieron seguridad de trabajo a los médicos que arriesgaron su vida en pandemia pero nunca respetaron la Ley Humanitaria, tampoco lo ha hecho con nuestros campesinos que son explotados, se ha burlado de la preocupación de nuestros jóvenes estudiantes, las personas vulnerables ahora son más vulnerables que antes, los jubilados siguen a la espera; a esto se suma la crisis carcelaria que parece no importarles porque todos están enfrascados en temas políticos y tratando de justificar los PandoraPapers que ponen en un hilo la estabilidad del presidente. ¡Ahh pero estamos vacunados!

Hasta el momento, militares, bomba y garrote son las únicas respuestas de su “Plan de Gobierno”. Su “respaldo popular” está en redes con cuentas falsas de twitter, prensa pautada y evadiendo sus responsabilidades con un cinismo increíble. Mientras tanto pretenden engañarnos con una “Ley de Oportunidades” que violenta nuestros derechos adquiridos, nos creen tan tontos y limitados que hacen hasta lo imposible por demostrarnos que los derechos de la gente les importa poco o nada.

Autora: Johanna Moreno Aveiga