Prefectura optimiza sistemas de riego en la provincia

0
321

La Prefectura de Loja, a través de la Dirección de Riego, trabaja en varios frentes para construir, mejorar o rehabilitar varios sistemas de riego en toda la provincia.

Pese a la pandemia y crisis económica, durante el año 2020, se cristalizaron importantes obras mientras otras se encuentran en plena ejecución, como señala Fernando Ortega, director técnico de Riego, pues por parte del Estado se recibieron cerca de seis millones de dólares, fondos represados de los años 2018 y 2019, tanto de fondos de inversión como fondos de operación y mantenimiento, lo que ha permitido intervenir nueve sistemas; además, otros han sido tratados con mantenimiento y rehabilitación.

Los proyectos principales ejecutados y en marcha corresponden a la rehabilitación de las redes de distribución del sistema Aguarongo-Zañe, en Chuquiribamba; rehabilitación y mejoramiento del Sistema San Pedro de Vialcabamba Fase 1; mejoramiento de las redes de conducción y distribución del Sistema Sanambay-Jimbura, en Espíndola; construcción de la conducción de la Quebrada Gindo 1 y redes de distribución del Sistema Gindo 2, en Taquil; rehabilitación y mejoramiento del sistema Calucay-Mazín-La Cuneta; mejoramiento y rehabilitación de conducción principal y redes de distribución del Sistema Limas-Conduriaco, Espíndola; construcción del Sistema de la quebrada Granadillo, Espíndola; mejoramiento de la conducción principal del Sistema Canal Cera-Buenavista-Ingapirca, Taquil.

Paralelo a ello se han ejecutado varios trabajos como la construcción de captación y reparaciones en la conducción principal del Sistema La Palmira en Quinara; reparación de la conducción principal del sistema Vilcabamba;  rehabilitación de pasos subfluviales sobre el río Alamor en el sector Tronco Quemado y embaulado del canal del sistema Zapotillo; mejoramiento del ramal La Cruz -Hornillos-PROLOSA, del sistema Macará; rehabilitación y mejoramiento de tramos de la conducción principal, redes secundarias y plataforma  del sistema Santiago; construcción del Sistema Potrerillos, parroquia El Tablón, en Saraguro; rehabilitación y mejoramiento de la conducción principal y obras complementarias del canal Quillín-Piñán, parroquia San Antonio de Cumbe, en Saraguro; rehabilitación para control de desbordamientos del sistema Taxiche – Vergel – Santa Ana; rehabilitación emergente en el ramal San Agustín y desagüe del desarenador del sistema La Era.

Ortega destaca que se han ejecutado varios convenios con la comunidad, “en algunos casos donde no se pueden incluir rubros o los valores sobrepasan los montos indicados”, se procede a utilizar esta alternativa, que permite a la comunidad dar su aporte y mejorar sus sistemas de riego, ya sea aportando con materiales o mano de obra.

Algunos proyectos se contrataron a finales del año anterior y en su mayoría terminarán en el primer trimestre de este año; “estamos trabajando en el buen uso del agua por ello junto al Ministerio de Agricultura se realizaron las gestiones ante el Banco Mundial para la ejecución de riego parcelario, la Prefectura se encarga de la construcción y mantenimiento de los sistemas y el Ministerio de la instalación de los sistemas presurizados, de tal manera que se evita la erosión del terreno y gasto desmedido de agua”.

Asimismo, de manera articulada, las direcciones de Riego y de Desarrollo Productivo de la Prefectura y Juntas de Regantes trabajan en el fortalecimiento productivo de los principlaes sistemas para garantizar que la producción agropecuaria cuente con mercados tanto locales como nacionales.