Remembranzas de la Magister Paquita Cueva

0
133

«Un buen maestro es como una vela, que se consume a sí misma para iluminar el camino de otros». – Mustafa Kemal Atatürk.

La historia de nuestra querida docente Mgtr. Paquita Cueva comienza hace 25 años, cuando decidió embarcarse en la noble profesión de enseñar. Desde ese momento, su pasión por educar fue evidente para todos aquellos que tuvimos la suerte de cruzarnos en su camino. Paquita se convirtió en un pilar fundamental en la vida de sus estudiantes. Su entrega incondicional y su capacidad para inspirar a los jóvenes es algo que no tiene precio.

A lo largo de estos 25 años, hemos sido testigos de su dedicación incansable y su compromiso con la excelencia académica. No importaba el desafío que se presentara, esta docente siempre encontraba la manera de superarlo con dedicación, determinación y creatividad.

Hace 46 años en la ciudad de Gonzanamá provincia de Loja, un 23 de noviembre de 1977, en el seno de una familia humilde y muy  pequeña pero grande en valores y principios nace una niña con temperamento fuerte pero sensible ante el dolor ageno.

u madre, la Sra. Anita de Jesús Cueva, quien con esfuerzo y dedicación logró sacar adelante a sus tres hijas Judith, Sandra y Paquita, quien ocupa el tercer y último lugar de esta humilde familia.

Su madre, a pesar de estar sola, siempre inculcó a sus hijas la responsabilidad, el respeto, la perseverancia y la honradez, valores que se han visto reflejados en cada una de las acciones de nuestra querida compañera.

Según sus datos biográficos a muy temprana edad tuvo la oportunidad de ser maestra en la parroquia el Tambo del cantón Catamayo, Paquita demostró su amor por la educación que fue escolta todos los años y el último año abanderada en su periodo escolar que los realizó  en la escuela Gabriela Mistral, a sus 15 años de edad se graduó en el Centro Artesanal Nocturno Catamayo y obtuvo  el título de Maestra de Taller en la rama de sastrería, con esta profesión como modista  le permitió continuar preparándose en sus estudios y de esta manera culminó la secundaria en la Unidad Educativa José María Velas obteniendo el Título de Bachiller Técnico Artesanal.

Pese a su economía y a las adversidades de la vida, Paquita sigue preparándose alcanza el título de Licenciada en Ciencias de la Educación mención Administración Educativa  en mayo del 2007, y al sentir la necesidad de ingresar al magisterio como docente especializada vuelve a retomar los libros y en febrero del 2013 adquirió el título de Licenciada en Ciencias de la Educación Mención Lenguaje y Comunicación, estos dos títulos los obtuvo en la Universidad Tecnológica Equinoccial de la ciudad de Quito.

Con el pasar del tiempo Paquita considera que puede alcanzar un peldaño más en su vida profesional y con ello motivar a sus hijos a que luchen por sus sueños, ya que con esfuerzo y dedicación nada es imposible, es así que, en diciembre del 2021 obtiene el título de, Mgtr. En Didáctica de la Lengua y literatura en Educación Secundaria y Bachillerato.

Parece que la vida se aferraba a que sea maestra, al tener 17 años de edad tuvo su primera oportunidad de servir como educadora popular en calidad de bonificada, trabajo tres meses y por cuestiones de tiempo renuncia, sin embargo, dejo huellas de responsabilidad, dedicación y capacidad de liderazgo que, a sus 21 años le vuelven a ofrecer la oportunidad de retornar a las aulas y servir como maestra en la rama de SASTRRÍA.

Empezó a ejercer su profesión como docente contratada en el Centro Artesanal Nocturno Catamayo desde septiembre de 1998 hasta agosto del 2009; al laborar en sección nocturna, también pudo prestar sus servicios como promotora en un programa infantil denominado CRECIENDO CON NUESTROS HIJOS, al terminársele dicho contrato el 2007, se le abren las puertas del entonces Colegio Particular “SAN JUAN BAUTISTA”  prestando sus servicios como docente contratada  en esta noble Institución desde septiembre del 2007 hasta julio del 2013.

Por cuestiones de superación y en busca de oportunidades ingresa a laborar en Escuela Particular Julio María Matovelle y también se le da la oportunidad de contribuir con sus conocimientos en el  Colegio Nacional Nocturno Catamayo en el 2014, donde al participar en el concurso de méritos dirigido por el Ministerio de Educación, obtuvo su nombramiento en el Colegio Nacional Nocturno Catamayo en agosto del 2014, donde demostró sus capacidades, habilidades y destrezas a carta cabal y como méritos le sobraban a la destacada maestra, el padre Segundo Pardo Solicita al Distrito te Catamayo que se le conceda el pase a la Lcda. Carmen Paquita Cueva a la  Unidad Educativa Fiscomisional San Juan Bautista, petición que fue concedida; el departamento de Talento Humano le emite el oficio de traslado con fecha de 02 de septiembre del 2016, a partir de esta fecha trabaja en esta noble Institución educativa, dando lo mejor de sí y convirtiéndose en una docente de mucho valor y aporte para la Institución.

En el año lectivo 2020-2021, El Padre Juan Hidalgo Santín, conocedor del trabajo y conocimiento en educación y disciplina, nombra a la Mgtr. Paquita Cueva Inspector General de la Institución, con ello tuvo la oportunidad de ser parte de los directivos de la Unidad Educativa Fiscomisional “San Juan Bautista” este trabajo lo realizó hasta el año lectivo 2022-2023.

Así mismo durante su tiempo como Inspector General aportó grandes cambios y crecimiento tanto en el ámbito Disciplinario como en el de infraestructura, lo que le permitió ser un modelo y ejemplo para varios maestros y una inspiración para las nuevas generaciones. Su legado educativo se refleja en los estudiantes que ha formado, muchos de los cuales hoy en día son excelentes profesionales y dan testimonio de que ella ha sido un referente para su formación.

Su predisposición y sentido de pertenencia con esta institución lo ha demostrado al no limitarse en su tiempo y espacio siempre ha estado dispuesta a colaborar y apoyar en las iniciativas de desarrollo y mejora institucional, a otros docentes y a quienes lo necesiten, ha sido un faro de luz en momentos difíciles, un hombro en el que apoyarse y una guía en el camino hacia el éxito. Sus enseñanzas trascienden el ámbito académico, llegando al plano personal y emocional de cada estudiante que ha tenido la fortuna de tenerla como maestra y de vosotros como amiga.

Junto a su actividad docente, es también destacable su aporte a la sociedad tanto en el ámbito civil como religioso, puesto que la Mgs. Paquita Cueva ha ocupado cargos en la directiva del sector Mirador Alto, buscando siempre trabajar por el bien de este sector, actualmente reside en el Sector Divino Niño y también aportado para el desarrollo de este sector al gestionar la mejora servicios básicos para este importante sector de la parroquia San José.

En este día tan especial, queremos agradecer a nuestra docente por su dedicación inquebrantable, por su amor incondicional a la institución y a la enseñanza y por marcar una diferencia en la vida de tantas personas. Que estos 25 años sean solo el comienzo de una carrera llena de éxitos y satisfacción. Es un honor, sin duda alguna, para todos los que formamos parte de la Unidad Educativa Fiscomisional “San Juan Bautista” haber compartido por más de 15 años sus vivencias, Anécdotas y experiencias y tener la alegría de seguir contando con su grata compañía, esperando que con la gracia de DIOS siga usted compañera sirviendo, orientando y formando a la niñez y juventud Bautista.

Dios premie su bondad  estimada compañera Paquita y le dé sabiduría para continuar, fortaleza para enfrentar las adversidades que a diario viven los maestros.

Autora: Lcda. Carmen Martínez