Un puente unirá a Catamayo con Chaquircuña

0
104

Una obra, que permita la conexión del sector con el cantón y la provincia, ha sido el clamor de los habitantes del barrio Chaquircuña, con la finalidad de transportar y trasladar sus productos agrícolas hacia los mercados seccionales de Catamayo y de todo Loja.

Hace algunos años atrás, desde el centro recreativo el Guayabal, a la altura del puente, determinaron la creación de una vía de tercer orden que permita el acceso hacia Chaquircuña. En su momento, los recursos económicos no fueron suficientes para construir un puente adecuado, y así los moradores puedan llegar hasta sus sembríos y viviendas. La única manera de atravesar ese tramo era cuando el estiaje marcaba la disminución del caudal del río. Ahora bien, en la temporada invernal, una tarabita era su puente improvisado, por ahí cruzaban sus habitantes transportando los pocos productos agrícolas que este medio les permitía. Sus habitantes con tristeza también recuerdan la perdida de una vida humana, en el intentando cruzar el caudaloso afluente.

Yolanda Aguinsaca, con marcada alegría y satisfacción, manifiesta que el alcalde, el abogado Armando Figueroa Agurto, tomó contacto con ella para darle la gran noticia: el GADM Catamayo ya contaba con la materia prima para ejecutar la obra tan esperada por los moradores, es así que le solicitó por su intermedio convoque a sus vecinos para firmar un convenio en conjunto con el gobierno parroquial de El Cisne.  Hace una semana, iniciaron los trabajos de construcción del puente sobre el río Guayabal, a dos kilómetros del caserío de Chaquircuña.

Ítalo Suing nativo de Chaquircuña, con rebosante satisfacción y alegría, dice no tener palabras para expresar su gratitud hacia el alcalde de Catamayo, quién en su determinado tiempo ofreció hacer realidad este sueño de tener su puente carrozable, que soporta 30 toneladas.

Marlon Celi, director de Obras Públicas del GADMC, puntualiza que el puente estará listo en 60 días, “Estamos haciendo las zapatas donde van a ir las vigas de estructura metálica con tubería de petróleo que tiene un diámetro de 3 pulgadas y media, con espesor de 6.5mm, esto va sobre dos muros de apoyo con 5 vigas, novalosa y hormigón simple, son los principales elementos del mencionado puente”. Además, comenta que el valor de construcción de esta obra asciende a los cien mil dólares.

Stalin Calva, otro de los habitantes del lugar, dice que han solicitado la construcción de este puente hace unos 20 años, “hoy, con la ayuda de don Armando, ya me veo cruzando con mis productos por el puente y así tener la oportunidad de llegar con mis cosechas a los mercados”.

Esta obra, también recibe el apoyo económico del Santuario Nacional Reina de El Cisne, a decir del P. Rector Sócrates Chinchay, párroco de El Cisne, es muy importante que las autoridades trabajen principalmente por los lugares más necesitados, “estamos prestos a colaborar con las autoridades y ciudadanos para realizar obras que beneficien a cada ser humano de nuestro cantón y provincia.

El burgomaestre, Armando Figueroa Agurto, le denomina a este trabajo “la minga”, por lo que es un accionar articulado entre comunidad, municipalidad e iglesia, con el único anhelo de construir bienestar y desarrollo para todos, quienes están siempre predispuestos para trabajar por un bien común en este caso el puente, por años anhelado por los moradores de Chaquircuña.